sábado, 26 de febrero de 2011

Oración al Santísimo Cristo de la Expiración (Silencio):

Jesús Crucificado:
Enseñame a ser fuerte en mi debilidad, poniendo mi confianza sólo en Ti y en tu Cruz salvadora.
Ayudame:
A llevar cada día mi propia cruz, aceptando mis caidas, mi enfermedad, mi pobreza, y mis pecados, pero levántandome y luchando por amor a Ti.
Señor Crucificado:
Al verte expirando en la Cruz, concédeme llevar las contrariedades de mi vida con la paz de tu mansedumbre, aceptando mis problemas con humildad, y a no quedar derrotado nunco por las dificultades de la vida.
Gracias Señor:
Por el amor y el perdón que me ofreces desde la cruz.
Quiere acompañarte siempre en la Cruz en le persona y en la vida de mis hermanos los crucificados del mundo en especial te pido por... (Nombre de la persona) que sienta tu amor y tu sanación en su propia cruz.
Que cada día clave en tu Cruz mi soberbia, mi orgullo mi insolidaridad, para que resucite en mi la humildad y el amor.
Gracias por tu Madre Bendita:
Al pie de la Cruz en el calvario, gracias porque su dolor grande, conforta el mío y me da fuerzas para vivir mi vida.
Te entrego todo lo que soy y lo que tengo, te declaro, Señor Crucificado, el único Señor de mi vida, aceptala y pon tu voluntad en mí.
Te confío a mi familia a mis amigos, a mi pareja y a la gente que quiere, para que tú los bendigas y des a cada uno lo que más necesiten para ser felices, para que te encuentre y te amen.
Pon tu mano de misericordia sobre los enfermos, en especial por...(nombre de la persona) sobre los que están sufriendo, sobre los más pobres, sobre los  marginados.
Y te suplico por tu Sangre Santísima y por el poder de tu cruz, que no permitas que me aleje de Tí, ni de tu iglesia y tus sacramentos.
Que el pecado no tenga nunca fuerza en mi.
AMÉN.

No hay comentarios:

Publicar un comentario